Cómo boicotear una futura aplicación de la “regulación de precios de alquileres” en las grandes ciudades de España

La continuada publicación de datos sobre desahucios en el mercado libre del alquiler y los incrementos desorbitados de los precios que pagan los inquilinos por vivir bajo un techo ha obligado a un amplio debate de cómo esa locura se puede parar. Muchos de los medios de comunicación dominantes y amplios sectores de la izquierda oficial y miembros destacados de organizaciones sociales hablan sobre la regulación de rentas de los alquileres por precios medios del mercado como solución para que casi 4 millones de hogares que hoy viven en alquiler en nuestro país tengan un respiro en la sangría de pagar rentas totalmente injustificadas que se llevan todo un salario. Este es un debate muy importante porque afecta la vida diaria de millones de personas. Nosotros tenemos nuestras propuestas que no coinciden con las mayoritarias de esos foros. Este documento explica como la regulación de rentas de los alquileres por precios medios del mercado es un falso debate entre los opinadores mayoritarios, a favor y en contra, porque sencillamente tal como se propone ha fracasado en “las ciudades” que dicen deben ser nuestro modelo

Para convencer al país, suponemos por nuestro atraso secular, de las bondades de la regulación de los precios del alquiler nos piden que repliquemos experiencias de ciudades de otros países, repito “ciudades” no “países”, como París, Berlín, New York o Viena. Haciendo búsquedas en Internet no es difícil encontrar explicaciones de cómo se ha hecho, qué dificultades y oposición se han encontrado. Si miramos los intereses de la prensa según quién sea el capital que la financia encontraremos un amplio abanico de opiniones sobre las posibilidades de éxito en Barcelona, Madrid y otras grandes ciudades donde se concentra el grueso de inquilinos.

esta “proposición” de regulación de precios del alquiler es la LEGITIMACIÓN POR LEY DE LA BURBUJA INMOBILIARIA

Por ejemplo, Claudio BOADA, responsable de Blackstone, fondo de capital especulativo, ya ha dicho al Gobierno de Pedro Sánchez que regular los precios va a ser un desastre y en la medida que se encone el debate muchas más voces van a salir en uno u otro sentido. No nos debe extrañar esas declaraciones del representante de esa firma que opera desde paraísos fiscales y que es también a la vez descendiente de familia de rancio abolengo franquista, de empresarios y banqueros.

En donde si ha habido un cambio de discurso ha sido en la izquierda que ha ido modulando la importancia del éxito de “las ciudades ejemplo donde reflejarse” en la medida que rotativos digitales como “eldiario.es” iban entrando en los detalles de cada ciudad. Si al principio la panacea eran París y Berlín ahora han ido desapareciendo en la medida que se hacía público en esos medios de comunicación que sus gobiernos encontraban crecientes dificultades para controlar los precios con la medida estrella “de la regulación de alquileres“. Por nuestra parte, explicábamos también el porqué París como Berlín tenían serios problemas con la burbuja de precios de alquiler y que el sistema de control basado en precios medios no estaba funcionando: “Las leyes para frenar las subidas del alquiler en Alemania y Francia no acaban de funcionar(*1).

Rápidamente en nuevas apariciones escritas o en tertulias aquellos que defienden esa regulación han modulado “las ciudades modelo” hacía New York, la meca del capitalismo o Viena en Austría. La notícia de Viena (*2) que lucha por mantener en 5€ el m2 aquí suena a sideral, y más de un hogar se daría con un canto en los dientes, pensando que en un país gobernado con la extrema derecha una ciudad pueda mantener esa posibilidad. Javier GIL del Sindicato del inquilinato de Madrid en un largo hilo en Twitter manejaba esa posibilidad así:

Igualmente hemos leído frases como esta en ElPaís.com: En Nueva York, la larga tradición del control de precios protege y estabiliza a residentes que no podrían permitirse vivir fuera de ese parque (*3).

Finalmente el compañero Javier Gil en su largo hilo de Twitter emplaza al Gobierno Sánchez ya con palabras mayores: Regulación de precios o huelgas de alquiler en 2019. Hasta aquí está el debate que queremos plantear en estas líneas aunque nuestra opinión la dejaremos para el final mientras analizamos si el sacrifico de la posible huelga de alquileres se merece la recompensa de “la regulación de precios del alquiler” en el sentido que nos plantean los compañeros sindicales.

París y Berlín: el diablo está en los detalles.

Vamos a ser claros todos: en estas ciudades se ha planteado la regulación de precios sólo en “las zonas de precios tensionadas” y lo que se busca es que haya una franja de rentas – entre 10 a 30% arriba y abajo- sobre las que se mueven los precios medios calculados sobre la burbuja ya existente. Particularmente creíamos que todo el mercado de alquiler está tensionado en todas partes por lo que no entendemos que no se aplique en todas partes. De hecho, en Francia la medida fue suspendida desde que un tribunal anuló la ‘Ley Alur’ con el argumento de que tenía que haberse aplicado en todas las áreas administrativas de París, no solo en la central (*4).

Por otra parte, tampoco en Berlín la regulación ha sido un éxito. Si en 2008 se pagaban entre 5 y 10 € en algunos distritos de la ciudad, hoy, con la ley reguladora aplicada, se llegan a pagar 30€ x m2. En las elecciones generales de 2013, la canciller Angela Merkel tomó la idea de Berlín para la agenda de su partido, la CDU, pero el resultado ha sido tan poco halagador que se ha replanteado el endurecimiento de la ley. Los grupos locales por el derecho a la vivienda están promoviendo que se haga un referéndum- Berliner Mieten Volksentscheid– por el que se apruebe que el alquiler debe estar ligado a los ingresos del arrendatario porqué la ley no ha funcionado.

Y es que el principal problema de la regulación por precios medios del mercado prevee muchas variables de cálculo por lo que dejan en manos de jueces dirimir las diferencias de su aplicación entre el rentista y inquilino. En Berlín y en París se han encontrado que el diablo estaba en los detalles:

  • el complejo sistema de cálculo de las rentas mínimas y máximas en una zona se hace sobre los precios medios ya existentes. Si esos están hinchados, que lo están y mucho, ya me dirá usted que cálculos salen. O sea, SE ACABA LEGALIZANDO POR LEY LA BURBUJA INMOBILIARIA. O ¿alguien cree que se negociará en Barcelona a partir de los alquileres del 2007 que ya eran abusivos?
  • Para establecer los precios de cada vivienda se deben tener en cuenta muchos parámetros: edad del edificio, conservación, orientación, reformas, suministros, localización, etc. Eso es meterse en la boca del lobo y dejar el arbitraje de los conflictos de interpretación a los tribunales sobre quién tiene razón sabiendo que los inquilinos siempre llevan las de perder.
  • Dada la complejidad de los cálculos la picaresca de los propietarios se ha disparado. Por ejemplo con costosas reformas. Y eso ya se hace en Barcelona desde siempre para expulsar inquilinos. Los caseros saben hacerlo. Que se lo digan a Verónica y Elíseo que en julio del 2011 fueron expulsados de su vivienda, en el barrio del Clot de Barcelona, por las obras de mejora de la terraza que les supuso que 100 policías asaltaran su vivienda con escaleras y fueran acusadas 4 personas con años de cárcel.
  • Igualmente, una parte importante de la oferta de viviendas se ha desplazado estos años a la venta por lo que la oferta de viviendas de alquiler se ha reducido en París y Berlín. Nadie puede prohibir a un propietario sacar su vivienda a la venta y salirse del mercado de alquiler. ¿quién va a prohibir eso en Madrid o Barcelona?
  • Cómo los propietarios tienen la última palabra en escoger al inquilino, el resultado ha sido que el colectivo con menores recursos ante un mercado con excedente de demanda no queda protegido por el control de rentas puesto que al final se impone el orden de acceso que concede la solvencia de la capacidad económica del inquilino.
  • Si ante esto las autoridades quieren reaccionar deben subvencionar a los propietarios que alquilan a familias pobres por lo que entramos en el círculo injusto de pagar por un derecho básico a los más pobres lo que genera al mismo tiempo rechazo por “el llamado buenismo“.
  • Los propietarios de Berlín y París hacen críticas más duras cuestionando la metodología de cálculo de las rentas de referencia puesto que tienen un gran peso específico los apartamentos de titularidad municipal con rentas bajas lo que sesga la muestra hacia el extremo inferior del mercado. Los arrendadores en España no les va a preocupar mucho este problema porqué tenemos un ridículo 1,5% de vivienda social.
  • Precisamente eso que debería ser una ventaja – un parque de vivienda social y pública- se convierte en un problema: el diferencial de rentas que alimenta la regulación de alquileres medio hace que para un buen departamento, muchos inquilinos están dispuestos a pagar un alquiler más alto. Según un estudio de la Asociación de Arrendatarios de Berlín, un 31% de los alquileres se pactan a un precio superior al permitido y como el alquiler regulado no se hace cumplir, excepto cuando un inquilino lleva su caso al juzgado, esta práctica ha quedado normalizada.
  • Los gobiernos de Merkel y Macron dudan sobre la aplicación de sanciones porqué el mismo sistema de precios medios está basado en tantas variables que hace tambalear cualquier sanción ante la posibilidad de recurrirla a los tribunales.

A picaresca en nuestro país no nos gana nadie y sino que se lo digan a los prestamistas privados – banqueros- que son los que más beneficios declaran y los que menos Impuesto de Sociedades pagan, por eso…

…en un país donde el 25% de la economía es sumergida sería muy ingenuo suponer que la “regulación de precios de alquileres” después de lo visto en Berlín o París no será sistemáticamente saboteada por el ingenio y la picaresca que hacen gala muchos arrendatarios en un país como el nuestro donde los últimos datos de GHESTA del 2014 indicaban que el 54% de los contratos no se declaraba a Hacienda y sabemos que en la Comunidad de Madrid más del 50% de los contratos de alquiler no son legales.

Pero hay un dato que siempre en esta discusión se olvida: París y Berlín tienen un parque de vivienda pública y social moderado. Las leyes de regulación de precios se hicieron para aplicarlas sobre el mercado libre porqué no hay suficiente oferta de vivienda social asequible. En nuestro país, España, no hay un parque de vivienda social digno de ese nombre. El mercado libre y salvaje supone el 98,5% del total de pisos alquilados.

Los casos de New York y Viena.

Ahora vamos a ver dos casos distintos: las ciudades de Nova York y Viena. En primer lugar tenemos que decir que para entender lo que allí ocurre debemos desprendernos primero de la costra franquista de nuestro sistema impositivo, a saber, las ciudades de Viena y New York recaudan impuestos de los salarios de sus convecinos y por lo tanto tienen una autonomía presupuestaria del que no gozan ni Madrid ni Barcelona. ¿ Por que? Pues porqué España es un estado fiscalmente centralista y franquista que recauda los grandes impuestos en Madrid y luego en todo caso los reparte. Deja a las ciudades y autonomías los impuestos que gravan precisamente la burbuja inmobiliaria. Esto lo explicamos muy aquí: El incremento de los desahucios de alquiler y ocupaciones tienen su raíz y causa en la estructura franquista del Estado español.

El caso es que Nova York tiene un parque de vivienda “social tasada” que se conoce como renta estabilizada. Este programa establece un control público sobre el precio de los alquileres para facilitar el acceso a la vivienda de las personas con rentas medias y bajas. Se calcula que, actualmente, más del 45% de los alquileres de Nueva York son de renta estabilizada. De todas maneras tampoco puede ir muy bien porque recientemente la prensa se hacía eco que 100.000 escolares, cien mil, 1 de cada 10, viven en familias sin techo. El objetivo del programa es ofrecer viviendas a un precio inferior al del mercado. Para fomentar la inclusión de las viviendas privadas dentro de este sistema, se ofrece a los propietarios y a los promotores, subvenciones, incentivos fiscales y permisos de construcción especiales. Esta opción de precio tasado ya existe en España desde siempre. No la conoce? Pues existe, se llama Vivienda de Protección Oficial – VPO- de alquiler pero tiene 5 problemas:

  • que los gobiernos deben subvencionar a los promotores- la última subvención era de 12.000 euros por piso más el suelo-.
  • que el gobierno del PP dejó de subvencionar esta opción en el 2013 cuando subió al poder con Rajoy.
  • que los promotores no quieren hacer VPO de alquiler en este país- solo quieren vender.
  • que las promociones que se han hecho a lo largo de estos años tenían vigencia para 20,25 o 30 años y luego pasaban al mercado libre. Una vergüenza.
  • que Ada Colau lo ha intentado con la medida de reserva de viviendas del 30% pero sólo serán de venta pues lo deciden los promotores. No habrá vivienda de alquiler asequible nueva en Barcelona. Esta medida solo servirá para los hogares que tengan perfil financiero solvente para comprar una hipoteca

El caso de Viena es un poco distinto. Al igual que Austria, su capital, disfruta de una descentralización tributaria que no existe en nuestro país. La ciudad tiene tres puntos fuertes:

  1. El parque de vivienda pública y social de alquiler es de 340.000 viviendas sobre un total de 900.000 (casi un 40%). En parte de esas viviendas el precio neto por metro cuadrado es inferior a los 5 €/m2. Esos precios baratos presionan a la baja los precios de los alquileres del mercado, a lo que ayuda también las ayudas a la vivienda social y a la oferta pública de vivienda.
  2. Viena utiliza del orden de 600 millones de euros anuales en vivienda: Un 0,5% de los salarios pagados en la capital austriaca – descentralización fiscal- está destinado a dotar de recursos a los poderes públicos para que tengan un peso decisivo en el mercado inmobiliario local.
  3. La última medida puesta en marcha para mantener precios es hacer que dos tercios de los nuevos proyectos de viviendas de más de 5.000 metros cuadrados que se levanten en la ciudad el precio por metro cuadrado alquilado no supere los cinco euros 5 €/m2 de alquiler. La VPO de alquiler que aquí no hay manera que se haga.

Así pues, el compañero Javier Gil, del Sindicato de Inquilinos de Madrid, en el anterior tuit que le citábamos no hacía honor a toda la verdad simplificando y comparando dos realidades imposibles: Porque los precios de los alquileres en última instancia dependen de la legislación sobre vivienda. Si garantizas políticamente el derecho a la vivienda, los precios bajan (Viena). Si fomentas políticamente la burbuja, los precios suben (España). No es sólo un problema de voluntad política también es un problema estructural del régimen español del 78: ni Barcelona ni Madrid son Viena por muchas vueltas que le de.

En cada año fiscal al Estado español se le cuelan por el desagüe más de 10.000 millones de euros (2,5 veces el presupuesto de Sanidad) subvencionando a los rentistas holgazanes.

La esfera fiscal de la burbuja del alquiler

Si en el manifiesto inicial del Sindicato de Inquilinos de Barcelona en que participábamos añadimos una frase sobre la necesidad de una profunda reforma fiscal en el Estado español…. hoy en la práctica se ha reducido el discurso a la simplificación de quitar las ventajas fiscales a las SOCIMI. Eso es sencillamente ridículo. El problema de la esfera fiscal de la burbuja del alquiler no son los 260 millones euros que nos cuesta esa figura, eso es una simplificación y creemos no es responsable obviar que el gran agujero fiscal, que todos conocemos, está en las ventajas fiscales:

  • a los propietarios marginales, agraciados por la sociedad de los propietarios del franquismo y del régimen del 78.
  • a las sociedades patrimoniales de más de un millón de euros que las hay a miles por toda la piel de toro.
  • que elucubrar sobre que el problema de la concentración de la propiedad inmobiliaria son las SOCIMI, cuando el monstruo Blackstone posee 23.000 en un parque de 25 millones en España es nuevamente simplificar la realidad porqué las SOCIMI tienen su principal negocio en infraestructuras y oficinas. Y somos conscientes de su peligro desde hace nueve años cuando algunos ni se lo planteaban.

España es un paraíso fiscal para los propietarios de viviendas alquiladas y no lo decimos nosotros. Gestha, el sindicato de inspectores de Hacienda, está cansado de predicar en el desierto lo que verificamos en nuestro estudio sobre la elusión fiscal de los caseros en el IRPF y en el Impuesto de Sociedades y en la distinta fiscalidad de las rentas del trabajo castigadas y las del capital que van de rositas. En cada año fiscal en el Estado español se nos cuelan por el desagüe más de 10.000 millones de euros (2,5 veces el presupuesto de Sanidad) subvencionando a los holgazanes rentistas. Que no son una empresa que se puede llevar la producción a otro país, que no se pueden llevar sus propiedades a otro lado, que las raíces de sus inmuebles al suelo patrio pueden y deben ser gravados hasta el 70% de los beneficios como en tiempos de la época dorada del capitalismo. Que España nunca lo ha hecho porqué somos un país franquista que paga con exoneraciones fiscales y fraude las dádivas electorales de los agraciados propietarios inmobiliarios. Qué franquismo y neoliberalismo tienen ahora una comunidad de intereses en el circuito secundario de acumulación de capital.

NECESITAMOS UNA PROFUNDA REFORMA FISCAL QUE HAGA QUE QUIENES MÁS GANAN, Y SOBRE TODO SI SON RENTAS INMOBILIARIAS Y DE CAPITAL, PAGUEN MÁS QUE LOS QUE TRABAJAN. SOLO ASÍ, vía tributación, PODEMOS DAR UN CIERTO VUELCO A QUE HAYA UNA VÍA FISCAL PARA REGULAR EL MERCADO DE ALQUILER DANDO A LOS INQUILINOS CON UNA MANO, LO QUE SE COBRA – vía impuestos- A LOS RENTISTAS CON LA OTRA.

Como dice el refrán: estos bueyes tenemos, con estos bueyes aramos. Dejémonos de pamplinas y organicemos nuestro propio sistema para acabar con la especulación del alquiler que hacen los grandes y los pequeños propietarios – todos por igual de malos- y defendamos EL DERECHO A LA VIVIENDA FUERA DEL MERCADO.

La esfera legislativa de la burbuja del alquiler: la LAU

Sí, ya sabemos que este documento se está alargando pero no podemos por mor de simplificar explicar las cosas a medias. Los tuits están muy bien pero no son para las personas que quieren saber la verdad de cómo se les engaña, reproduciendo la frase de George Orwell.

La Ley de Arrendamientos Urbanos -LAU- nacida al calor de los gobiernos neoliberales de Felipe Gónzalez hace ya casi 35 años ha tenido numerosas reformas que han agravado el sesgo clasista de las relaciones casero-inquilino hasta desarmar a este último ante las arbitrariedades del propietario y de las vicisitudes políticas y económicas de la época. No puede seguir adelante más tiempo sin derogarla por una ley que ponga por delante el derecho a la vivienda digna y asequible para todos los ciudadanos sea cual sea su condición. En eso creemos estamos de acuerdo toda la izquierda y las organizaciones sociales. PUNTO. Entonces…

¿por qué ha desaparecido del debate “la derogación de la LAU” por el enorme daño y violencia que ejerce sobre casi 4 millones de hogares en aquellos que tienen el honor de usar los medios de comunicación generalistas ?

La esfera financiera de la burbuja del alquiler española y mundial

Tampoco faltemos a la verdad sobre la verdadera esfera financiera de LAS-BURBUJAS-DEL-ALQUILER-QUE-ASOLAN-TODAS-LAS-CIUDADES-GLOBALES. Lo decíamos bien claro en el Foro Vivienda que organizamos este pasado mes de julio en Barcelona entre diversas entidades:

Las compras de deuda y las inyecciones masivas de dinero de los Bancos centrales han convertido la vivienda en un activo central de inversión para el capitalismo financiero. Este ha transformado las ciudades y ha convertido la vivienda en un lujo inalcanzable para las clases populares. Los mercados de capitales y de renta fija hipotecaria son el núcleo de esta contrarevolución sobre el derecho a la vivienda. La Banca española, en el país más bancarizado del continente, con el apoyo vergonzante y vergonzoso de todos los estamentos políticos y judiciales, interpreta o retuerce a su favor incluso la jurisprudencia europea y de derechos humanos sin que ninguno de esos responsables la contradiga.
Los parques de vivienda pública y social retroceden en toda Europa. Las burbujas del alquiler asolan ya las ciudades medias en nuestro país. Miles de hogares se ven empujados a la ocupación como única posibilidad de tener un techo mientras los medios de comunicación la criminalizan para justificar medidas legislativas cada vez más duras contra los precarios.

Produce cuando menos indefensión ver el monstruo que tenemos delante y hacernos creer que se puede parar con relatos cándidos sobre el control de precios medios de alquileres en zonas tensionadas. La izquierda no puede ir con estos sermones a no ser que queramos que nos pase por encima la apisonadora de la extrema derecha.

La generación financiera de la burbuja del alquiler tiene su punto de gravitación en dos elementos esenciales que no podemos olvidar para no parecer ingenuos frente a quienes detentan “el poder“:

  1. Los bancos – prestamistas privados – que han recibido la potestad de crear dinero de la nada – como deuda- conceden crédito a los sectores económicos que les interesa. Y lo hacen hasta convertir el inmobiliario en su principal negocio en la “economía real” y luego vienen los derivados que es otro monstruo más gordo aún. Santander, BBVA, Sabadell etc son los responsables últimos de la burbuja del alquiler también.
  2. Las autoridades monetarias españolas -BdE- y europeas -BCE-, con el apoyo del Parlamento y Senado español, en el marco del Programa de flexibilización cuantitativa -QE- iniciaron el 7 de julio del 2017, la compra de deuda corporativa de la principal Socimi española Merlín Properties participada por Blackstone. La compañía en 2016 emitió deuda apalancada por valor de 5000 millones de euros en forma de pagarés de renta fija – titulización de deuda- en forma de EMTN (Euro Medium-Term Note) con calificación BBB. El depósito de los pagarés se depositó en la sociedad de clearing – Clearstream Banking S.A – con sede en el paraíso fiscal de Luxemburgo. Ahí el Reino de España compró esos pagarés por un valor indeterminado que le ha permitido en 2018 a Blackstone ser la primera Socimi española en capitalización. Publicamos como primicia este descubrimiento pero paso desapercibido cuando era una punta de lanza del combate de los inquilinos. Y aunque nos aseguramos que llegará la información a quién debía tenerla la gravedad del apoyo y implicación institucional a tan alto nivel para favorecer una Socimi no causó ni el mínimo indignación.

Estos dos apuntes demuestran la implicación de todos los partidos del régimen en el negocio inmobiliario español – en la growth machine patriótica- y que muchos de sus políticos y sus familias tienen intereses cruzados con las familias de banqueros – véase viviendas IVIMA de Madrid-, jueces, abogados, registradores, militares, notarios y la jerarquía católica. Seamos pues honestos! El poder financiero va a presentar batalla sea cual sea el terreno de lucha que planteemos.

DINERO- HELICÓPTERO o cómo el poder financiero puede dar un vuelco inesperado a la burbuja del alquiler

Si una cosa no quiere “el poder financiero” es la creación de un parque público de viviendas ni una reforma fiscal justa en un país en el que han conseguido inyectar la cultura de la sociedad de los propietarios como en España. Veamos esta historia que sabemos por desgracia podría volver a suceder aquí y muchas hogares recaerían en la trampa:

  • En Australia actualmente hay una enorme burbuja de la vivienda por capitalización fraudulenta. El gobierno australiano a través de su Banco Central generó dinero de la nada regalando hasta 35.000 dólares por hogar en el programa de incentivo de los primeros propietarios – ¿les suena la frase de queremos un país de propietarios y los incentivos fiscales a la compra de vivienda de estas décadas en España? -. Después de la experiencia hoy Australia es uno de los países más endeudados y aproximadamente el 10% de la población que picó el anzuelo tiene una hipoteca sumergida. ¿Les suena? Los precios de la vivienda se triplicaron y los bancos hicieron su agosto con hipotecas que cubrían a lo que la ayuda gubernamental no llegaba. O sea, sería una flexibilización cuantitativa que en lugar de regalar dinero para salvar los bancos se le daría a la gente. Esto está hoy encima de la mesa de las autoridades monetarias y muchos inquilinos hoy se tragarían de nuevo ese caramelo envenenado.
  • Ahora vayamos a Europa. El gigantesco programa de compra de deuda – conocido como flexibilización cuantitativa- del Banco Central Europero – BCE- del que antes hemos hablado ha supuesto que este banco ha generado 2.600.000.000.000 euros para comprar deuda de países, de bancos y de empresas escogidas como Merlín Properties citada antes. Esto ha significado que cada día se generaban 1.896.425.966 euros de la nada entre marzo del 2015 a diciembre del 2018. Dividiendo ese dinero entre todos los ciudadanos de la Unión europea le tocaba a cada ciudadano recibir 7614€. Hay quién plantea de nuevo una flexibilización cuantitativa al reves: dar ese dinero a la gente con ciertas condiciones. ¿Se imaginan lo de Australia repitiéndose aquí? SE IMAGINAN UN HOGAR PRECARIO DE 3 MIEMBROS QUE LE DIGAN QUE LE VAN A DAR 25.000 EUROS SI COMPRA UNA VIVIENDA?

Nosotros no creemos en estos elixires milagrosos, por eso hemos creado esta sección en nuestra web para que la gente entienda que esta ocurriendo con la fabricación de dinero por los bancos privados o por el BCE. Les invitamos a visitarla: DINERO-DEUDA FINANZAS.

Estos bueyes tenemos, con estos bueyes aramos!

Los parques de vivienda pública y tasada de esas “ciudades modelo donde reflejarse” vienen de cuando las clases dominantes presionadas por el bloque soviético abrazaron el capitalismo de Estado, y se hicieron esos enormes esfuerzos presupuestarios y fiscales contra las rentas más altas. Con todos los respetos, creemos que los compañeros que defienden importar los modelos de New York, Viena, París o Berlín, venden un mensaje simplificado de la realidad y obvian las dificultades que suponen realidades histórico-económicas y políticas distintas. Los compañeros en un ejercicio de realismo actualizado han creado un discurso donde el problema se circunscribe a un problema de voluntades de “los que mandan” y de “malos especuladores y buenos“. En ese discurso simplificado, las dificultades financieras, fiscales y presupuestarias son substituidos por un problema de voluntades.

Ese discurso o “relato” construido así es simplista y cándido. Pero por el camino se les ha caído la derogación de la LAU, una reforma fiscal profunda del sector inmobiliario y el esfuerzo presupuestario estatal necesario que choca con el corsé neoliberal del modificado artículo 135 de la Constitución. Por eso, es necesaria la verdad por delante porqué es revolucionaria.

Nosotros entendemos que en las actuales circunstancias, si los compañeros van al Parlamento español a defender “que la regulación de los precios del alquiler no es abogar por la abolición del negocio inmobiliario” eso es LEGITIMAR POR LEY LA BURBUJA CONTINUADA DEL ALQUILER y sería ilógico embarcarse en una huelga de alquileres – con el sufrimiento que puede generar- para un objetivo que no funciona como hemos demostrado en este documento.

Llamar a una huelga de alquileres sólo se puede entender como mínimo para un cambio estructural profundo y se necesita un acumulo de fuerzas que aún no tenemos para un fin consensuado. Nosotros presentamos a continuación una propuesta, seria y fundada históricamente en las reivindicaciones redistributivas de la clase trabajadora, en términos keynesianos de izquierda, cuya base es la movilización y la lucha contra “la sociedad de los propietarios” pues las élites financieras globales están decididas a abortar incluso su propia reforma con una nueva vuelta de tuerca de la flexibilización cuantitativa ahogando el mundo en el caos de la deuda. Llegado ese momento incluso nuestras reformas bienintencionadas pasaran al basurero de la historia y las cambiaremos por unas más ambiciosas.

DOMESTICAR EL MERCADO LIBRE DE ALQUILER:

JUSTICIA FISCAL y SOCIAL!

Dicho todo lo anterior, como considerandos, presentamos estas medidas que entendemos se encuentran en la tradición redistributiva de la izquierda consecuente siendo conscientes que un giro inesperado y posible del capital financiero internacional puede obligarnos a replantearnos otros objetivos más ambiciosos.

  • Congelación de alquileres y prórroga forzosa (excepto en caso de necesidad familiar justificada).
  • Contrato publico único, inspeccionado por las Oficinas de Vivienda, donde este prohibido cargar los impuestos y los gastos de mantenimiento a los inquilinos porque ya se lo desgravan en sus impuestos los caseros.
  • Eliminar todas las desgravaciones fiscales a los arrendadores para que tributen como una ganancia más.
  • Realizar desgravaciones fiscales sobre la totalidad de inquilinos (4 millones de hogares) según baremos de rentas pagadas y renta familiar disponible, con el dinero ahorrado de suprimir la elusión fiscal de los arrendadores (4 millones de caseros) y con ello conseguimos acabar el fraude fiscal de muchos de ellos pues conoceremos la totalidad de alquileres que cobran.
  • Grabar fiscalmente las viviendas “urbanas” vacías y crear un impuesto sobre las ventas de viviendas que no sean para primera residencia para evitar que los propietarios boicoteen todas estas medidas poniendo en el mercado sus viviendas vacías a la venta.

Para una explicación más exhaustiva de estas medidas visitar: Tres medidas urgentes contra los rentistas: Congelación de alquileres y desgravación fiscal a todos los inquilinos.
Salva TORRES


Notas:

  1. eldiario.es, Las leyes para frenar las subidas del alquiler en Alemania y Francia no acaban de funciona.
  2. eldiario.es, La lucha de Viena por mantener en cinco euros el precio del metro cuadrado de alquiler.
  3. elpais.com, TRIBUNA: La burbuja del alquiler.
  4. eldiario.es, Francia recuperará la regulación de los precios de alquiler tras una fuerte subida.
  5. la vanguardia, Una sintecho en ‘Barrio Sésamo’.
Print Friendly, PDF & Email

5 comentarios en “Cómo boicotear una futura aplicación de la “regulación de precios de alquileres” en las grandes ciudades de España”

  1. Análisis profundos como este son los que hace falta, y no las medias verdades o mentiras completas de los mass media! Gracias Salva Torres y a 500×20 por vuestra labor al pie de cañon y en las redes!!
    Salud

  2. Análisis profundos como este son los que hace falta, y no las medias verdades o mentiras completas de los mass media! Gracias Salva Torres y a 500×20 por vuestra labor al pie de cañon y en las redes!!
    Salud

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies