Sueldazos, enchufes, comisiones e hipotecas hunden la burbuja inmobiliaria de REGESA

TRIAS  capitaliza REGESA para salvar créditos bancarios antes que personas

La licitadora REGESA ha sido instrumento de enriquecimiento de políticos, banqueros, constructores, subcontratas de servicios…

Ha sido el bisturí quirúrgico de remodelaciones urbanísticas para configurar la marca Barcelona

Trias disolverá REGESA, licitadora pública de construcciones, que vive en quiebra sus últimos dias

Ahora REGESA (Societat Urbanística Metropolitana de Rehabilitació i Gestió, SA) vive sus últimos días. El último año perdió 10 millones de euros. 1 millón de euros de estos para vigilar sus propiedades vacías de posibles ocupaciones.

Regesa creada el el 84 en tiempos de Pascual Maragall, con la omnipresencia socialista municipal, no vivía peor situación. Su negocio se ha hundido con la burbuja que ayudó a inflar con la venda masiva de propiedades públicas en la comarca del Barcelonés. Era esa época en que los políticos, banqueros y inmobiliarias nos engañaron haciéndonos pensar que aquí “se ataban los perros con longanizas”.

Quién no recuerda el apoyo de PSC+ERC+ICv-EUiA en 2008 al ARE del barrio de Vallbona (Área Residencial Estratégica-BCN). Pretendía construir 2000 viviendas como un ecobarrio en uno que tiene poco más de 800 habitantes y que en el 2012 pasada la crisis se venderían como la espuma. La Coordinadora de Avv i la Avv estaban de acuerdo en un proyecto que ponía el 60% de vivienda VPO y el resto libre. Nada de alquiler prácticamente.

El modus operandi era fantástico:

  • Externalización de la obra pública por licitación de viviendas, parkings, equipamientos, remodelaciones urbanísticas…
  • Regesa les llama áreas de negocio. Son Regesa Habitatge y Regesa Aparcaments i Serveis. Todos funcionaban con la generación de plusvalias y valor inmobiliario. Cualquier operación urbanística generaba expectativas y con ello negocio y después + plusvalías y más impuestos en una cadena sin fin hasta el infinito.
  • En sus Consejos de Administración desfilaba “la beautiful people”, la crema de los “técnicos políticos” que sentaban sus posaderas en diferentes empresas seudo-públicas, convertidas en negocios (como su web lo indica), cobrando a diestro y siniestro comisiones, sueldazos….  una verdadera borrachera de corrupción amparada legalmente pero moralmente punible.
  • Las viviendas se construían con los materiales de la peor calidad, nadie controlaba nada. La situación penosa de edificios en el Distrito de Nou Barris así lo certifican y están sublevando a los que fueron realojados casi siempre a la fuerza.
  • Las constructoras vivían del cuento, los bancos creaban enormes hipotecas que recaían sobre la Hacienda pública o sobre mojigatos ciudadanos realojados que pagaban oro por una estafa.
  • Los parkings se cedían en concesión a empresas que las gestionan como un verdadero negocio, exprimiendo la falta de espacio en una ciudad densa como Barcelona.
  • y un largo etcétera

ElPaís informaba que el Alcalde de Barcelona ha puesto sobre la mesa 20 millones de euros para tapar agujeros. Entre estos agujeros están una préstamos de CaixaBanc que ahora se quieren renegociar ayudados por la externalización de una serie de aparcamientos públicos (privatización).

Esta larga crisis ha demostrado que convertir lo público en negocio sólo funciona como pirámide de Ponzi y beneficia sólo a los de siempre. La VPO (Vivienda de Protección Oficial), permitió creer al ciudadano de a pie en el espejismo del enriquecimiento sobrevenido por la vía del sorteo de pisos públicos. Regesa y otras sociedades públicas han vendido miles de viviendas, privatizando suelo y esfuerzos públicos, mientras el parque de vivienda de alquiler público no ha crecido en décadas de Gobierno socialista apoyado por ICv-EUiA y/o ERC.

Poco más de 6000 viviendas del Patronat Municipal de l’Habitatge de Barcelona y otras tantas hasta las 10.000 si llegan, gestionadas incluso por fundaciones privadas, es lo que hay de parque público de alquiler en la Ciutat Contal. Un miserable 1’5% de las 800.000 viviendas que hay en Barcelona. Mientras los desahucios se multiplican por doquier, las autoridades municipales les hacen frente con las manos vacías y muy buenas palabras.

Exigimos al sr Trias una auditoría pública de REGESA.
Queremos saber que cobra cada uno de los delegados en el  consejo de administración.
Queremos una auditoría de todos los edificios con problemàticas para dirimir la responsabilidad privada y pública
Queremos mano dura contra la corrupción moral y penal de nuestros gestores.
Queremos saber los bancos que concedieron las hipotecas y las condiciones de las mismas.

image_pdfobtenga un pdf del documentoimage_printimprima solo el documento

2 comentarios en “Sueldazos, enchufes, comisiones e hipotecas hunden la burbuja inmobiliaria de REGESA

Deja un comentario