¡A la cárcel tras una tormentosa ejecución hipotecaria entre juzgados de lo civil y penal en Barcelona!

 

celdas de la prisión de Wad-Ras de Barcelona para mujeres – El País-

No es una broma!

La compañera Lourdes de nuestra Asociación puede ir a la cárcel durante 45 días si no paga 270 euros que los necesita para cosas más urgentes que ese castigo extra que le ha puesto el Juzgado de Instrucción 28 de Barcelona por ser mala ciudadana. Mala mujer.

El juzgado de Instrucción 28 ha impuesto esa multa a nuestra compañera porqué ocupó durante casi 3 años hasta el día 18 de novembre del 2020 que definitivamente aceptó marcharse de la que fue su casa durante más de 30 años en el barcelonés barrio de la Sagrera.

Lo que se inició con una dulce hipoteca sobre su vivienda a finales de los 90 con Caixa Catalunya, en la sucursal de toda la vida, la banca de proximidad, el director afable, se convirtió como en miles de otros hogares en una sala de tortura atando al matrimonio y sus hijos a un contrato abusivo y camaleónico pues siempre había una cláusula que te jodía nuevamente.

El matrimonio y sus tres hijos han vivido un calvario durante casi una década pues la hipoteca estaba preparada para llevar a la ruina a la familia y expropiarle todo legalmente. Como ha ocurrido en la mayoría de los cientos de miles de ejecuciones hipotecarias.

Un pequeño piso de poco más de 70m2 que casi pagado lo usaron como garantía para intentar levantar un negocio familiar del que vivir. Las pólizas de crédito. Nadie mira la letra pequeña de los contratos de crédito hipotecario pues en realidad no son de libre adhesión pues en este país si quieres vivir bajo un techo y encima no quieres tener un trabajo de mierda debes ponerte la correa que te ata corto a las élites bancarias omnipresentes en todo acontecer de la vida de la ciudadanía.

En realidad la escritura del crédito hipotecario es una ficción que sólo funciona si toda la vida económica del país o del mundo funciona. Tu eres un “consumidor de créditos bancarios” y el notario cobra para leer esa escritura que te llevará a la ruina, una ceremonia, que confunde los deseos con la realidad pues no es un contrato de libre adhesión y el devenir económico está, sobre todo, en manos de la banca pues mueve los hilos de toda la economía.

Si la economía se hunde como sucedió en 2007, cosa previsible por los excesos de la banca en el casino global, los contratos y sus cláusulas insertos en la escritura se convierten en armas de expropiación financiera. Los partidos del dinero, el PP, PSOE, PNV, VOX, C’s, CiU o PDcat o Junts, llevan décadas afilando esas herramientas de expropiación financiera de sus conciudadanos en manos de los cuatro grandes bancos del IBEX35.

El lunes día 8 de febrero del 2021 escuchábamos a los representantes de los partidos que se disputan las poltronas doradas en el Parlamento catalán, en las elecciones del 14F del 2021, que no existe la legislación para expropiar a la banca y grandes fondos de inversión o buitres sus activos inmobiliarios para tener un parque de vivienda de alquiler. Que eso de expropiar es cosa de países totalitarios o bolivarianos.

Qué desfachatez! pero si sus partidos han legislado y mejorado durante décadas las herramientas jurídicas y las leyes de expropiación de su ciudadanía, a la que dicen representar para enriquecer a las élites financieras que con las puertas giratorias les regalan luego a sus señorías sus diputados buenas sillas como consejeros del IBEX35! ¿Cómo sino se entiende que tras la hecatombe financiera la banca haya vendido más de 250.000 millones de activos financieros problemáticos a fondos de inversión en paraísos fiscales, participados por nuestra banca, y no se haya permitido a los hogares mantener su vivienda adecuando la deuda a su capacidad económica?

En ese debate electoral de vivienda planteado por el Sindicato de Llogateres y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, las hipotecas y la responsabilidad de la banca en la debacle hipotecaria de nuestro país ya no estuvo en el plató como problema. ¿Por qué?

Hay que reconocer que el cuento chino o el relato del triunfo personal, del ascensor social, etc nos lo hemos tragado todos. Tal vez ahí, en esa candidez social, esta la clave del éxito de la banca en los últimos 3 siglos y en el pecado de la avaricia. El bendito Tribunal de Justicia de la Unión Europea -TJUE-, ya desde el 2013, cuando las secuelas de la crisis global del 2007 hacían mella en los problemas económicos de nuestra compañera, nos trae las cláusulas abusivas desde Europa como tabla de salvación de miles de hipotecados que se convierten por la Directiva 93/13/CEE en consumidores de créditos de la banca privada. Así en España el derecho a la vivienda se convierte en el derecho a ser consumidor de créditos hipotecarios y el pisito un activo financiero. Así tenemos una loable Directiva europea que intenta encontrar la cuadratura del círculo como si en un contrato hipotecario las partes pudieran negociar entre iguales. En ese momento nuestra compañera entró en el limbo de la Justicia española.

Lo llevamos explicando desde hace bastante tiempo que el banco no pone nada en un contrato de esa clase. El dinero del préstamo se crea en el momento que el ciudadano en la ceremonia de la confusión del Notario le hace firmar que ese dinero salido del puro aire tiene como garantía su vivienda y su trabajo, como ser humano, para pagarlo. Eso es lo único que tiene valor. Todo lo demás es puro artificio contable como los intereses abusivos que se cobran cuando con una banca pública podrían ser cero, pagando sólo el principal, el préstamo simplemente.

En 2014, la familia de Lourdes estaba en la ruina. La causa principal el tipo de interés IRPH que aseguró a Caixa Catalunya ingresos extras pues a pesar del empecinamiento del Tribunal Supremo, no sólo los intereses bancarios son una estafa pues podrían no existir con una verdadera banca pública, sino que encima la banca privada los manipula como hemos advertido para el caso del IRPH pero también para el EURIBOR manipulado por el pool de banca privada europea. Y todo con el deliberado propósito de exprimir a los cándidos consumidores de créditos hipotecarios, bendita categoría creada al albor de la justicia impartida en la Unión europea del euro que esclaviza a todos los pueblos a las élites financieras.

Los Tribunales de la inJUSTICIA

Nuestra compañera y sus tres hijos menores por el camino hasta el inicio de la ejecución hipotecaria en el 2014 perdieron el piso, el dinero invertido que superaba el doble de su valor, su fondo de pensiones pues eran autónomos y finalmente a su cónyuge y padre que en 2019 no pudo resistir tantos golpes y nos dejo a todos para mejor vida.

Tenía una buena abogada, apoyada por la Asociación de Hipotecados Activos y nuestra Asociación 500×20. Caixa Catalunya vendió su hipoteca en el 2008 al fondo de titulización MBScat1. Se la quitó de encima, la hipoteca, a la chita callando para mejorar su solvencia. Se lo permiten las leyes de los partidos del dinero para que jueguen mejor en el casino global sin que parezca que están en bancarrota. Las normas de la bancarrota no son iguales para todos. El que no sabía nuestra compañera era que ya mucho antes su banco de toda la vida que la estaba engañando, y llevándola a la ruina, ya sabía que su crédito era problemático pues fue clasificado para venderlo como Certificados de Transmisión Hipotecaria, o sea, aquellos – la mayoría- que no tienen buena calificación crediticia y van para titulizaciones y no cédulas hipotecarias .

En 2008 el hogar de nuestra compañera Lourdes ya estaba clasificado según las normas contables como poco fiable, pero le concedieron crédito.

No sirvieron de nada, en la ejecución hipotecaria de Lourdes del 2014 bajo la batuta de la LEC y del CC, las cláusulas abusivas inventadas por el TJUE para los ciudadanos consumidores de préstamos bancarios. Tampoco que pagó muchos miles de euros de más de intereses por culpa del IRPH. Ni el Juzgado de Primera Instancia 55 ni la sección 13 de la Audiencia Provincial observaron nada especial en que Catalunya Bank vendiera su crédito a un fondo (ya no lo tenía en el balance), precisamente el mismo año que ese banco fue vendido por los del partido del dinero, mediante el FROB, y casi regalado, a Blackstone operando desde un paraíso fiscal.

Hoy el fondo MSBCAT1 no existe, duró 7 de los 44 años que debía operar de su supuesta existencia, y su gestora de fondos GAT.sgft ha desaparecido sin dejar rastro. Ese fondo fue extinguido porqué el negocio de Catalunya Banc también se hundió. Nadie sabe como una Caja arruinada pudo recomprar al fondo MSBCAT1 las hipotecas. Un agravio comparativo pues la familia SÍ tiene que responder delante de la justicia por su impago de la hipoteca y no es rescatada por el Estado. Catalunya Banc sí puede ser rescatada con el dinero de todos después de una administración nefasta y todos sus directivos han sido eximidos de cualquier responsabilidad social.

Pero además la familia tuvo la mala suerte que al remate de la subasta de la vivienda, cuya hipoteca estaba vendida a un fondo de titulización, acudió un conocido subastero ruso que se quedo la vivienda por un pequeña proporción de su coste, al lado de la futura estación del AVE de la Sagrera. Por lo tanto, no pudieron parar la venta y adjudicación al inversor ruso que pidió el desalojo de la vivienda de la familia de Lourdes que ya era vulnerable pero no se pudo acoger a las medidas de moratoria de lanzamientos establecida en la Ley 1/2013, de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social.

Sin alternativa de vivienda, esperaron resistir pues su abogada en un último intento presentó un Incidente Espacial de Oposición después que la Audiencia Provincial decidiera revocar la apelación de Lourdes. El Juzgado 55 de Barcelona aún no ha emitido un veredicto de ese Incidente después de 3 años por lo que colabora con la máquina expropiatoria para que la familia no pueda suspirar por esa vivienda robada.

El primer desahucio llega en 2016 y finalmente el 14 de setiembre del 2018 en un desahucio abierto pierden la vivienda. Ese desahucio pedido por el inversor ruso y ejecutado por los Mossos por orden del Juzgado de Instrucción 28 de Barcelona, encuentra a Antonio ya enfermo grave en casa pero igualmente es desalojado de su vivienda quedándose en el rellano con la bolsa de pastillas y lo puesto.

Cargándose de valor por tanta injusticia rompió el paño y volvió a entrar en casa, en su casa. Meses más tarde su enfermedad acabó con su vida pero Lourdes y sus tres hijos enfrentaron dos denuncias del inversor ruso por recuperar de nuevo su inversión inmobiliaria. Una civil que aún hoy en 2021 está en curso y una penal.

En Agosto del 2020, La Vanguardia y otros medios de comunicación iniciaban una dura campaña contra la ocupación presentándola como una plaga de mafias que se quedan con pisos de pobres trabajadores que van a buscar el pan y cuando vuelven tienen el piso ocupado. La Fiscal General del Estado ante el estado de alarma ocasionado por las ocupaciones, como las de Lourdes, ha endurecido la actuación policial para defender “la propiedad“.

Todo el peso de LA LEY, gestionada por el Juzgado de Instrucción 28, a través de la demanda penal por ocupación contra Lourdes es la que finalmente le ha llevado a renunciar a su vivienda, este pasado noviembre del 2020, cansada de tanta tensión que ni siquiera merecen sus hijos. La violencia inmobiliaria estructural que vive nuestro país – algunos utilizan el eufemismo de emergencia habitacional como disfraz– se ceba especialmente en mujeres y madres con dificultades económicas. El sesgo clasista de la sociedad capitalista patrialcal.

A renunciado a su vivienda marchando a un piso de alquiler subvencionado por el Ayuntamiento de Barcelona. De esta manera, las administraciones ayudan a que los poderosos puedan poseer sus propiedades, aunque dejen un rastro imperceptible de violencia en este camino de 6 años de lucha de Lourdes y su familia por defender su único bien que les quedadba antes de verse en la calle sin nada.


Por eso, nuestra entidad nunca ha defendido la dación en pago como manera de resolver, esa violencia inmobiliaria estructural contra las mujeres y madres, como solución para que los bancos puedan continuar sus chanchullos financieros.

Por eso pedimos que la vivienda en propiedad debe ser inembargable. Por eso pedimos desde hace 15 años un parque público de Vivienda en Alquiler asequible en relación a la renta disponible del hogar.


Asociación por el Alquiler Público y Asequible- 500×20

Print Friendly, PDF & Email

2 comentaris a “¡A la cárcel tras una tormentosa ejecución hipotecaria entre juzgados de lo civil y penal en Barcelona!”

Escriba aquí su comentario

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies