Condiciones de aplicación del Código de Buenas Prácticas bancarias a deudores hipotecarios sin recursos

Este Código – CBPB- ya lo criticamos abiertamente desde su inicio, pues era una muy mala solución pero no peor que la dación en pago propuesta por las PAH y que es una opción que da el mismo Código – la dación y el alquiler social- al final del proceso de reestructuración de la deuda, opción del gusto del Partido Popular y de los bancos que hacen un negocio redondo generalmente.

Ojo! La mayoría de alquileres sociales con dación en pago han acabado sin renovación de contrato al final del mismo. Es potestad de la entidad financiera o su servicer dar esa opción o no. La ley no habla de eso ni las PAH. Habla la Ley de Arrendamientos Urbanos- LAU-.

Nuestra propuesta siempre fue que la vivienda habitual era inembargable y, por ello, la adaptación de la deuda a la capacidad económica de los hogares endeudados. Es la que tiene la base más sólida socialmente. Los bancos que soportaban esas supuestas deudas años más tarde de la crisis financiera del 2008, que ellos habían creado, tuvieron y tienen la desfachatez de vender a fondos oportunistas afincados en paraísos fiscales y banca de inversión americana nuestras deudas con grandes rebajas, PERO NO NOS HACEN QUITAS NI ADECÚAN LA DEUDA CASI NUNCA.

Pero fuera de las ilusiones por una ley hipotecaria justa, hoy el Código de Buenas Prácticas puede ser útil para aquel hogar que no desea perder su morada y quiere ganar tiempo por las razones que fuere. Nosotros convidamos siempre a no perder la posesión de la vivienda aunque hoy -2022- en la negociación de la Ley de Vivienda las organizaciones constituidas en torno a las PAH oficiales y algunos sindicatos de vivienda continúan defendiendo que entregar la vivienda al banco- la dación – es lo que debe estar legislado por ley.

Repetimos para nosotros la opción ha de ser la inembargabilidad de la vivienda habitual y la dación como una opción residual para casos muy conflictivos en el entorno familiar.

El texto de la Ley “de Segunda Oportunidad ” – Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social – que se aprobó en el Consejo de Ministros del 28-02-2015 modifica el Código de Buenas Prácticas Bancarias, publicado por el PP en el Real Decreto-ley 6/2012, de 9 de marzo, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos.

El CBPB se encuentra, así pues, en ese Real Decreto-ley 6/2012 consolidado normativamente – se han incluido las modificaciones del 2015 – y se concreta en una serie de condiciones que exponemos a continuación de manera clara que puede encontrar también en el portal del Banco de España.

Esperamos que esta guía ayude a orientarse a los deudores:

[TABS_PRO id=16400]

Escriba aquí su comentario

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies