Insidia, desidia, abuso, indefensión, injusticia… relato del desahucio de Oguechi

Insidia, desidia, abuso, indefensión, injusticia…relato del desahucio de Oguechi

OGUECHI ELEKWA

PRIMERA PARTE

SEGUNDA PARTE

PRIMERA PARTE
Avv. Ciutat Meridiana.

Rabia e impotencia, impotencia y rabia, rabia, rabia, es lo que siento antes el desahucio de   Oguechi y su hijo de 16 meses, que ha ocurrido esta mañana.
Hace más de un mes que recibió el aviso de desahucio, pero sin hora ni fecha concreta, lo que llamamos un desahucio abierto. Se comunicó a la sede del distrito de Nou Barris, para que buscaran una solución. Hasta la fecha no ha habido una respuesta sobre el caso y hoy se ha consumado el desahucio.
Ha sido a traición, con premeditación y alevosía, han esperado que ella se marchara a llevar a su hijo (cuando salía ya esperaban en la puerta) a la guardería, han violado su puerta y han entrado en vivienda han cambiando la cerradura. Cuando ha llegado y ha pedido de entrar para sacar la comida y ropa de su hijo le han negado el paso. ¿Qué clase de persona se pude negar a que recupere tales necesidades? Son funcionarios y a veces les llamamos técnicos ¿pero tienen algún sentimiento? ¿son humanos? Yo lo dudo.
Viendo estos hechos nos preguntamos ¿Dónde está la señora regidora Irma Rognoni, que en un plenario se atrevió a decir que gracias a ella se paraban los desahucios? ¿Dónde estaba el interlocutor que nombró esta señora para intervenir en los desahucios? Nadie solo Oguechi, parece que se ha enterado, y que se ha quedado en la calle, sin sus pertenencias. Los servicios sociales que deberían estar para solucionar estos problemas, tampoco han encontrado remedio, ni siquiera los tres días de pensión.
Esta noche tal vez duerma en la calle. Pero su piso estará vacío.
Me pregunto mañana cuando su niño falte en la guardería ¿Quién explicará el por qué? ¿Alguién sabrá lo que ha sucedido? Y LO MÁS GROTESCO ES QUE EN SU MOMENTO SE DECLARÓ BARCELONA LIBRE DE DESAHUCIOS POR TODOS LOS GRUPOS POLÍTICOS.

OGUECHI ELEKWA
2ª parte

Miercoles día 17 de octubre: Oguechi volvió a su piso, ella no entendía que pudieran desalojarla de la vivienda que había estado pagando mientras tuvo trabajo, y que era lo único que tenia para cobijarse ella y su hijo, así que se metió ese mismo día por la tarde en su piso, el mismo que le habían robado por la mañana mientras llevaba a su hijo a la guardería, confiaba que el banco no se diera cuenta, total el piso estaba vacío, el banco ya se había quedado contento recuperando las cuatro paredes que un día vendió supervaloradas, hoy ha vuelto a sus manos, a la espera de saber qué va ha hacer con él.

Jueves día 18 de octubre: Oguechi no sospechaba que hay vecinos que se solidarizan con los bancos. Aquí no sabemos si fue solidaridad con el banco o tal vez el odio hacia el color de Oguechi, o quizás el no comprender que con los 400€ de ayuda apenas tiene para subsistir, (ella y su hijo) y que no puede hacer frente al pago de la comunidad, (que como decimos primero son los alimentos de tu familia y luego las deudas) el caso es que un vecino llamó a la policía, y estos que ante todo están al servicio de los ricos y en este caso es un banco que aunque no es rico por sí mismo lo es porque le ayudamos con dinero público, vinieron rápidamente a expulsar a la infractora y su hijo, dejándolos de nuevo en la calle, y volviendo a cambiar puerta y cerradura.
Aun volvió insistir Oguechi y a la tarde se acercó de nuevo pero allí, estaban los policías guardando la propiedad del banco, impidiendo no solo que entrara para quedarse si no que pudiera recoger la ropa y comida de su hijo que estaba dentro.
Total que eran cerca de las seis de la tarde cuando alguien le ofreció un yogurt al niño.
Desde los servicios sociales de emergencia le ofrecieron una noche en una pensión, que ella declinó porque podía ir a dormir a casa de un amigo.
Viernes día 19 de octubre: Seguimos insistiendo en que le abran la puerta para recoger al menos las ropas de su hijo, acudimos a la regidora, y a todo aquel que se puso por delante perteneciente al Ayuntamiente. Todo resultó inútil y lo único que se consiguió fue pañales y alimentos para el niño. Algunos vecinos hicimos una colecta y pudimos recoger algún dinero para que Oguechi pudiera comprar lo más necesario para el fin de semana.
Miercoles 24 de octubre: Son las 12,30h. y aun estamos esperando que abran la puerta para que recoja la ropa del niño.
Conclusión: Tardaron menos de media hora para cambiar puerta y cerradura, y para encontrar la llave y abrir la puerta llevamos esperando ocho días. Y me pregunto ¿es de esto justicia? Lo rápido que funciona para aplicarla contra los de abajo y lo rápido que funciona para satisfacer los de arriba.
DESPUÉS DE VER LA CAPACIDAD PARA SOLUCIONAR UN PEQUEÑO PROBLEMA DE LOS POLITICOS QUE NOS GOBIERNAN, LLAMARLES INUTILES ES UN PIROPO.
Y PEDIR SU DIMISIÓN ES ARRIESGADO, LO ÚNICO QUE PODEMOS PEDIR PARA QUE PODAMOS ESTAR EN PAZ ES QUE SE SUICIDEN DE UNA VEZ.
image_pdfobtenga un pdf del documentoimage_printimprima solo el documento

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies