Aceite de ricino, la receta mágica de la nueva Regidora de Nou Barris, contra la violencia inmobiliaria

El pasado miércoles 11 de diciembre se realizó la primera Audiencia Pública del Distrito de Nou Barris con todo el nuevo equipo de Gobierno en pleno funcionamiento. Está formado por una alianza entre el PSC y Barcelona En Comú siendo la Regidora Marga Mari-Klose del PSC y Carolina Recio la Regidora de Vivienda- BEC.

Fue el momento para escuchar los problemas más candentes que llegan a este espacio de participación a través de la voz de los vecinos. Pronto se demostró que el problema de los desahucios será de nuevo el principal escollo de la labor encomiable del Equip de Govern al servicio de los ciudadanos. Gente sin vivienda en pensiones almorzando, comiendo y cenando en un restaurante de comida rápida con dos menores. Decenas de hogares ocupando pisos para no vivir a la intemperie con decenas de desahucios al mes que se suman a los de los alquileres y los de la digestión interminable de la burbuja hipotecaria del 2007.  Y las acusaciones a los Mossos d’Esquadra por actuaciones cada vez más contundentes reventando puertas contra familias indefensas que son tratadas como delincuentes con el objeto de devolver los activos inmobiliarios a sus legítimos propietarios como manda la Justicia desde los Juzgados. Un desahucio en Ciudad Meridiana enrareció aún más el ambiente de la Audiencia pues los Mossos reventaron la puerta de una vivienda ocupada cuando aún dormían unos menores, mientras su madre trabajaba, y todos los enseres fueron puestos en la calle sin miramientos ni ningún apoyo de servicios sociales del Ayuntamiento.

La respuesta de la Regidora del Partit dels Socialistes de Catalunya fue que ellos hacen todo lo que pueden y mucho más y que la culpa la tiene la Generalitat que no invierte.

Aceite de ricino debe ser la receta mágica de la Regidora para el empacho de desahucios que vive el distrito desde hace más de una década cuando aún gobernaban el distrito y la ciudad con casi con mayoría absoluta. ¿Qué significa el silencio de los socios de Gobierno, de Barcelona en Comú, a las palabras de la Regidora ¿es aquiescencia, es complicidad, la culpa la tiene solo la Generalitat?

A la desesperación que vive la ciudad y el distrito la respuesta es el cinismo y pelotas fuera: Hacemos lo que podemos! la Generalitat no hace lo que le toca!

El Partit dels Socialistes de Barcelona debe tener alguna responsabilidad en una ciudad en que han gobernado ininterrumpidamente durante décadas, con el apoyo de Iniciativa-Verds desde los inicios de la democracia hasta el 2012 que ganó la alcaldía Xavier Trias. Una ciudad que durante más de 40 años casi mantiene el mismo porcentaje de vivienda pública de alquiler asequible a la cola de toda Europa: 1,5%.

Alguna responsabilidad debe tener el PSC en las políticas de vivienda si han tenido y tienen mayoría absoluta en el Área Metropolitana de Barcelona que mueve un enorme presupuesto: ¿dónde están sus políticas de vivienda pública de estas décadas?

Bien, se lo aceptamos, la Generalitat no hace sus deberes, pero la política de vivienda de la Generalitat está sometida y casi delegada de las políticas de viviendas del Gobierno central. En el Gobierno Central, el Partido Socialista Obrero Español en el que ustedes están federados debe tener alguna responsabilidad después de gestionar por más de dos décadas los destinos del país muchas veces con el apoyo de Convergencia i Unió.

¿Por que no hay vivienda pública o social para dar cobijo a los miles de familias desalojadas por aplicación de la Ley de Arrendamientos Urbanos de la cual  ustedes son los principales artífices y responsables?

¡Alguna responsabilidad debe tener su partido señora Regidora en este desastre! Ante una situación de miseria y violencia estructural la respuesta de una Regidora no puede ser la osadía del político profesional que se agarra a su puesto pues aún tenemos malos recuerdos de la Regidora Irma Rognoni de Unió que actuaba con el mismo cinismo y desvergüenza ante los problemas de los más débiles mientras son apaleados por la policía y despojados de todos sus derechos ciudadanos.

Catalunya y especialmente el área metropolitana de Barcelona soportan el grueso de la violencia inmobiliaria de todo el país. Señora Regidora, su partido con todos los otros, al unísono, han aprobado leyes como la del Derecho a la Vivienda del 2007 y la de Emergencia Habitacional del 2015 con un consenso político abrumador. ¿Para que sirven sus leyes en nuestro distrito, en Barcelona, si en el 2018 hemos alcanzado cuotas nunca vistas de violencia estructural contra el derecho a una vivienda digna y asequible?

Aceite de ricino, pelotas fuera y descaro son las fórmulas mágicas en el distrito de Nou Barris del nuevo equipo de Gobierno contra los desahucios. De las buenas palabras con socorridas cataplamas de la anterior regidora, Janet Sanz, hemos pasado a la desfachatez de la política profesional.

¡Malos tiempos había y peores vienen!


La noticia en Beteve:

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies