Expulsar a Divarian y otras zonas de la guerra de la vivienda

La “expulsión de Divarian de nuestras calles” centró en su momento uno de los debates de campaña del 1er Congrés de l’Habitatge de Catalunya que congregó decenas de activistas del derecho a la vivienda en el mes de noviembre del año pasado donde participo nuestra organizacón.

Al tiempo que se debatía una profunda campaña centrada en la expulsión de los fondos buitres otra rama de la táctica se centraba en sentar a negociar a Divarian (80% Cerberus y 20% BBVA) lo que se le llamaba negociación colectiva. En ese momento escribimos sobre esa contradicción que proponía expulsar a los especuladores y por otro lado sentarse a negociar en una mesa las condiciones de los alquileres y otras medidas. Lo calificamos como legitimar a los especuladores:

En otras palabras habrían delegados o negociadores sindicales para una negociación colectiva (se inicia una peligrosa cadena de representación) que se sentarían en una “mesa” a negociar con Divarian uno de cuyos negocios principales hasta hoy es la SAREB. Sí, el banco malo proporciona uno de los principales ingresos a este holding empresarialCerberus Global Investments BV -que actúa desde Holanda como paraíso fiscal a través de  sociedades instrumentales como Promontoria Manzana SL, uno de los buques insignia afincado ya en nuestro país para la digestión del negocio inmobiliario fallido. El nombramiento por Cerberus del padrino de la Infanta Sofia de Borbón y Ortiz, hija del actual Rey, Konstantin Assen Sajonia Coburgo Gotha Gómez Acebo como Presidente de Divarian Propiedad, pone una dosis de osadía en esa “mesa de negociación sindical” donde podremos sentarnos con la nobleza hispano-búlgara el día que lo consigamos.

En otro documento explicábamos la mentira que circuló desde el inicio de la crisis del 2007 que los bancos no querían viviendas pero la Sareb – con capital y riesgos asumidos por el FROB- se ha convertido en una enorme operación especulativa dirigida por la Banca privada como explicábamos en este otro documento:

Porqué estas empresas como las Socimis o los Servicers y otras que tributan en el Impuesto de Sociedades en realidad funcionan como una especie de UTE – Unión Temporal de Empresas – lo que les permite reducir la exposición fiscal de los dividendos pagados a los accionistas usando contratos de prestación de servicios entre empresas del grupo que desde paraísos fiscales expropian los beneficioa, con lo cual ni tan solo el reparto de beneficios puede ser fiscalizado por la Hacienda Pública. Y también hay que considerar que el Impuesto de Sociedades SÍ que tiene en cuenta la doble imposición cosa que no ocurre con los ciudadanos que pagan dos y tres veces por el mismo hecho impositivo.

Esta es la razón por la que explicábamos…

¿Expulsar a Divarian y otras zonas de guerra?

Divarian, antigua Anida – despojos de la debacle inmobiliaria- del BBVA vendida en un 80% al hedge fund Cerberus, es un servicer de Cerberus-BBVA. Es el chico de los recados. Divarian es una pieza, caza menor, dentro del puzzle de la digestión de los activos inmobiliarios de BBVA y de los activos de los diversos bancos que ha absorbido Cerberus igualmente este decenio. Cerberus actúa en España desde Amsterdam (Holanda es considerada un paraíso fiscal por las ONG) como Cerberus Global Investments BV que es apoderado de Promontoria Manzana SL y otras muchas sociedades que mantiene relacionadas con las compras de activos realizadas. Cerberus está reorganizando su negocio en nuestro país entre las empresas que revenderá y otros miles de activos que quiere continuar gestionando. En este puzzle Haya Real State – y la filial Haya Titulización– ha absorbido o está a punto de absorber a Divarian, pero a la vez estas están a la venta. Venta por la que se han interesado otros fondos de inversión internacionales que si una cosa les sobra es dinero. Las noticias en la red del tema son fácilmente conocidas.

En este puzzle encajan lo que hemos cualificado como trama de expropiación de riqueza, de su transferencia a las élites globales con los intereses al resguardo en paraísos fiscales, con la connivencia de la banca central, la banca privada, las grandes familias del deep state español, la Monarquía y sus mayordomos, los señores diputados. Basta leer la noticía de El Confidencial: Cerberus y BBVA fichan a Konstantin Sajonia para su inmobiliaria y este banquero se responsabilizará de la venta de inmuebles valorados en 13.000 millones que Cerberus compró a BBVA en 2018. El día a día estará en manos de Haya Real Estate.

Los personajes de la noticia no dejan lugar a dudas sobre la profundidad de los lazos cosanguineos entre realeza, banca, hedge funds y política:  Konstantin Sajonia-Coburgo de la monarquía búlgara y padrino de la Infanta Sofia con gran amistad con Felipe VI, Rothschild, Santander Investment Securities, Francisco Sancha (Popular), Isabel Goiri Lartegui (directiva BBVA), Alfonso Cárcamo (ex-directivo del FROB), Carlos Abad (Prisa) y Enrique Dancausa ( familia Dancausa: Falange, PP, delegados de Gobierno, Madrid, etc). Todo un carrusel de la flor y nata de la alta sociedad.

Y en este contexto toma relevancia el caso penal abierto de los pagos al Comisario Villarejo por el BBVA para espiar a los adversarios usando un subsistema policial subversivo como indica el juez Ramiro García de Dios. La cúpula nueva del BBVA, que intenta desligarse usando un informe de Pricewaterhousecoopers, ha sido llamada por el magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, ¡todo apunta al deep state!, pero es gracioso que quién emite la auditoría –Pricewaterhousecoopers –  forma parte del Consejo de Administración de Promontoria Manzana SL, por lo que es testigo y parte en el asunto, ¡se permite reir!

Todo indica que Divarian integrada en Haya Real State que va a ser vendida a su vez por Cerberus en una operación de desinversión que tiene mucho que ver con la dificultad de este para renovar el contrato con la Sareb para gestionar una parte del patrimonio del banco malo español que sólo tiene pérdidas públicas pero da beneficios privados a las gestoras asociadas como Divarian o Haya Real State. Y junto a Divarian no son muy distintos otros muchos casos como los del hedge fund Blackstone cuya sede se encuentra incrustada en la que fue la sede de la poderosísima Catalunya Caixa

Después de todo lo explicado deberíamos ser muy cautos a la hora de decir a qué especulador debemos expulsar porqué puede ser que la empresa ya no exista. Pero además el término expulsar a los especuladores se debería concretar si la hacemos efectiva del registro de la propiedad, del país o de dónde, porque en caso contrario puede quedar como una bravucada en una algarada callejera de las que hacemos y poca cosa más.

La expulsión del negocio de Cerberus o Blackstone tendría enormes repercusiones viendo la lista de intereses cruzados incluso a nivel de aliados internacionales especialmente Estados Unidos. Recientemente el presidente del gobierno español estuvo en New York y departió en una reunión privada con los capos de Wall Street especialmente Kenneth Caplan, el jefe inmobiliario mundial del fondo Blackstone.

La expulsión de los negocios inmobiliarios de los grandes especuladores exige un plan político de quién lo hará, qué mayorías parlamentarias, qué leyes y herramientas jurídicas se inventan o se usan, y que discurso se emplea ante la evidente complejidad del asunto. Se puede suponer que todo el mundo entiende que hablamos de cosas serias con derivadas en las estrategias financieras de los bancos centrales y los recursos para construir un parque público de vivienda.

ante un enemigo poderoso vociferar su expulsión de nuestros barrios y a continuación pedir una negociación colectiva resulta cuando menos contradictorio o curioso.

… y pedir una negociación colectiva con Divarian en la zona de guerra?

El movimiento social de vivienda no tiene hoy un acuerdo consolidado en los objetivos y en la complejidad expresada en los puntos anteriores y esa es una debilidad que podemos trampear con la movilización ciudadana desde donde construir el discurso homogéneo que nos falta. Nosotros entendimos que ese era el objetivo del Congres d’Habitatge. La movilización siempre es buena pero tiene sus límites y es que ante un enemigo poderoso vociferar su expulsión de nuestros barrios y a continuación pedir una negociación colectiva resulta cuando menos contradictorio. Una negociación colectiva significa reconocer a la otra parte, legitimarla, con todas sus consecuencias y el que la pide debe tener esa capacidad de representación y que la otra parte quiera reconocerla eso es lo que dice el Estatuto de los Trabajadores si se quiere buscar una semejanza. ¿Somos conscientes que la legitimación de la negociación colectiva con los hedge funds –fondo buitre – està legitimando la expropiación financiera de las viviendas de nuestro país?

Intentar imponer con una movilización una negociación colectiva con el fondo buitre – Divarian – no es sólo legitimarlo, sino que deja al margen la responsabilidad de la administración y de los partidos del Congreso en el expolio financiero en este país desde el 2007. Complica su desenmascaramiento. ¿Podemos llamar al ladrón, ¡ladrón!, para luego negociar con el ladrón? Podemos hacerlo sobre todo tratándose con la familia real hispano-búlgara como contraparte.

Los sindicatos de inquilinos que proliferan hoy por doquier por todo el país deberían tomar nota del asunto. Una buena parte de las negociaciones colectivas se hacen sobre viviendas que o han sido expropiadas financieramente a sus antiguos moradores o bien han sido amortizadas varias veces a lo largo de su vida útil. ¿es posible hacer tabla rasa? ¿cuantas veces hay que pagarlas y que sus rentistas vivan sin trabajar?

Print Friendly, PDF & Email

Escriba aquí su comentario

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies