Crece el número de personas que no pueden pagar ni una habitación

Lo dice Cáritas en su último informe. La maldita crisis que se inició en el 2008 no tiene brotes verdes. Una de sus manifestaciones más graves es la gente que pierde toda posibilidad de una vivienda digna.
Nuestra Asociación “500×20” quiere delimitar a esos colectivos de personas privados de un derecho fundamental como es el de la vivienda. Naturalmente la negación de ese derecho recogido por las leyes internacionales choca en este país con el derecho a la propiedad privada (de la banca, inmobiliarias y constructoras) que si está defendido por las leyes, los jueces, el Estado, legiones de abogados, la policia y “els mossos d’esquadra”:

  1. La gente joven sin empleo que no tiene proyecto de futuro
  2. La gente joven que su salario no da para iniciar una vida independiente de sus padres
  3. La gente joven que ni siquiera logra pagar el alquiler con la ayuda de los 210 euros.
  4. La gente que pierde el piso de alquiler y vive realquilado en habitaciones.
  5. La gente que siempre ha vivido en habitaciones realquiladas.
  6. La gente que vuelve a casa de sus padres con una deuda impagable después del embargo del piso por la hipoteca.
  7. Las familias que viven compartiendo piso para poder pagarlo.
  8. La gente que vive en el piso de la costa y alquila el piso principal en la ciudad para pagar la hipoteca.
  9. La gente que paga la hipoteca o el alquiler con ayudas de la administración. Dinero que acaba en manos de los especuladores.
  10. Cada vez más gente vive en la intemperie.
  11. La gente con empleo que va a los comedores sociales para llegar a final de mes y pagar el piso o la hipoteca
  12. en fin, cada vez más casas sin gente y más gente sin casa.
  13. y decenas de pisos VPO vacios porque no los pueden vender en lugar de alquilarlos a bajo coste como debería ser.

No es de recibo que en 8 años de Tripartito y 35 años de muchos Ayuntamientos de izquierda, las ciudades como Barcelona, prácticamente no tengan más de 1% de pisos de alquiler público y de emergencia social con los que paliar esas situaciones. No es de recibo que las familias en lugar de ejercer un derecho se vean abocadas al hacinamiento o a las obras de beneficiencia como Càritas o las ayudas a la vivienda públicas que acaban en manos de esos embaucadores de sueños llamados banqueros, immobiliarias, etc
¿Como es posible que en el país que más vivienda se ha construido, que más vivienda vacía tiene sea uno de los más caros de Europa? Facil: NO HAY MERCADO de la vivienda. HAY UN LOBBY que altera los precios fraudolentamente constituido por banqueros, inmobiliarias, constructoras, todas las Administraciones y las leyes que lo favorecen empezando por la salvaje ley hipotecaria hasta las del desahucio express.

image_pdfobtenga un pdf del documentoimage_printimprima solo el documento

Deja un comentario